jueves, 29 de octubre de 2009

Las malas lenguas

Dicen las malas lenguas
Deslenguadas y perversas
Ajenas y sectarias
Que en la casa
Hay pelusa en los rincones
Que la moqueta verde está ajada
Pegajosa de juegos y atropellos,
Que reina allí, dicen ellas, las lengüinas,
la anarquía y el tropel de quehaceres
siempre pendientes de un hilo
mal hilvanado.

Dicen todo eso,
Esas lenguas lengüinas ignorantes
Heridas de dolor infantil curado a tortas
Lenguas resentidas de triunfo insuficiente.

Ellas no saben
Que en casa
La inocencia salvó nuestras vidas
El juego experto en la vieja moqueta
Y el tiempo ganado de niños
Sin limpiar pelusas
Que luego duelen más en el alma
Que el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario