jueves, 29 de octubre de 2009

Despedida

De acá para allá
Como una hoja ínfima
Libre como un tierno papel
Liviano como un poso de café
No se cuando
Un día cualquiera
Cuando el viento sople lo bastante
Y sea como dejarse llevar
En el amor
Volaré.

Llegará ese día
Como otras veces
Y seducida
Maravillada al mundo
me arrojaré
y aterida de vértigo inmenso
como una piedra cualquiera
al borde de un precipicio
no sé cuando
cuando me aburra de pastar
justo al lado del abismo
saltaré.

Y un día de estos
Me habré ido
Y con suerte serás consciente
De mi naturaleza finita
Del confín del tiempo
Y la premura del abrazo
Que tal vez
Hubiera logrado
Retenerme.

(Porque somos también todo lo que hemos perdido)

No hay comentarios:

Publicar un comentario