lunes, 7 de junio de 2010

Razones estéticas

Hoy he vuelto a ver a Caradeajo en el 14 y una vez más ha dado purebas de las infinitas interpretaciones posibles del cuello Mao. Pero Caradeajo no puede tampoco negar un pasado burgués deducible a partir de los indicadores clave:
1. Muñeca vuelta al bies mientras sujeta la bolsa del almuerzo. Ademán en ciertos foros considerado “amanerado” y
2. Pelo siempre ahuecado, de peluquería, natural, sí, yeah, whatever…perfecto con ese toque estático de impostura.
Como el atuendo de Caradeajo no daba más de sí me puse a reflexionar sobre el espectacular vestido de Sarah Jessica Parker en el cartel promocional de Sexo en NY. Una cosa ha llevado a la otra y me he encontrado pensando en la moda y en esa importancia radical de transformarse mediante el aspecto exterior. Mi prima Sonia “la divina” asegura transformarse totalmente cuando lleva tacones, lo mismo que Caradeajo con su cuello Mao y su bolso de piel-piel.
Yo también me transformo con idético artificio cuando me enfundo mi conjunto blanqui-negro de ejecutiva, mi outfit rosa-pink o esos otros de inspiración no pink sino punk, radio tres con toques de Rosario Nadal. O esos otros looks imposibles, geométricamente equívocos, cromáticamente aversivos que te hacen preguntarte ¿cómo he llegado hasta aquí? Y es que la estética no lo es todo, pero es mucho, no lo dudeis. Lo estético no es superfluo por definición, residual o frívolo. Lo estético impregna la moda, el paisajismo, el diseño, el interiorismo. Está presente en la pintura, la retórica y la armonía, la fotografía, la escultura o el protocolo, la publicidad, la gastronomía, la belleza…

1 comentario:

  1. Adoro cuando la gente atribuye a la estética el valor que merece. Y no el valor gratuito que se le da en ocasiones, si no el valor que le pertenece.

    A lo largo de la historia muchos de los grandes filósofos trataron la estética en sus obras y estudios, esto no es nuevo... sin mebargo, se le sigue dando ese toque de superficialidad y materialismo, cuando, realmente, la estética puede mostrar por fuera lo que está en la profundidad de nosotros, lo que somos y lo que aspiramos a ser.

    Por desgracia, un concepto infravalorado aún, aunque en proceso de descubrimeinto y conquista de su gran poder.

    ResponderEliminar